ESTAMOS JUNTANDO FIRMAS

Estamos formando una “Red de Padres Responsables”, para reivindicar nuestro derecho y deber de educar a nuestros hijos de acuerdo a los valores que tenemos en el ámbito de la sexualidad humana.

Constatamos que -en materia de educación en el área afectivo-sexual-, se transmiten contenidos y se ofrecen modelos desde una visión sobre la sexualidad de la persona que no coincide con los valores que tenemos y que queremos para nuestros hijos.

Se propone con diversas campañas y acciones en escuelas y liceos, diluir, “desconstruir y desnaturalizar” el ser varón y ser mujer, “deconstruir el modelo tradicional de familia y favorecer la construcción de nuevos modelos” (Guía Educativa sobre la diversidad afectivo-sexual: Vestidos en el Aula).

A través de charlas, talleres, difusión de material instructivo y audiovisual, se está experimentando con menores de edad, con la complacencia y auspicio de las autoridades públicas.

Por ejemplo, transcribimos algunas afirmaciones realizadas en materiales que se han difundido:

“las niñas y niños suelen y pueden”:

A los 2 años:“comenzar a desarrollar sentimientos acerca del tacto, de su cuerpo, de tener una identidad de género.

Estos sentimientos están influidos por la interacción de los niños/as con la familia y la sociedad; en este sentido es importante decodificar desde el inicio los mensajes sexistas estereotipados”

.

De 3 a 4 años:“Al saber que se sienten bien cuando tocan sus genitales, pueden empezar a masturbarse estimulándose a sí mismos con la mano o frotándose con un muñeco de peluche, lo que puede o no provocar un orgasmo”.“buscar otras formas de juegos sexuales con amigos/as o hermanos/as que sean afines en edad y nivel de desarrollo sexual”

De 5 a 8 años:“Seguir con juegos sexuales y con la masturbación.”

De 9 a 12 años:“Masturbarse para tener un orgasmo más profundo y parecido al de los adultos”.

De 13 a 18 años:“Asumir responsablemente una vida sexual activa”.“Seguir masturbándose”.“Experimentar con besar y tocar, incluido el sexo oral y la relación sexual”.

(Páginas 56 a 59 de la “guía educativa sobre la diversidad afectivo-sexual: Vestidos en el Aula”).

Consideramos que es nuestro derecho como padres promover otra perspectiva de la educación sexual fundada en una visión integral del hombre. Esta educación comprensiva e inclusiva es propia de la sociedad plural abierta al diálogo para la cual debemos preparar a nuestros hijos. Queremos para nuestros hijos una formación afectivo-sexual positiva e integral, en el marco de una educación gradual en la responsabilidad y el amor, y en la consideración del matrimonio y la familia como el ámbito natural de ese amor y de esa educación.

La sexualidad es parte de lo más íntimo y valioso de la persona. Y es preciso aprender a vivirla integrándola en ese amor. Y el amor no es un juego, ni una búsqueda de placer individualista o egoísta, sino entrega libre y responsable de la persona para el bien del otro, en la que el hombre encuentra su felicidad.

Ejerciendo el derecho que, como padres, nos reconoce nuestra Constitución de educar libremente a nuestros hijos, queremos exigir a las autoridades educativas que garanticen estos derechos mediante el siguiente

Petitorio:

1°) Que controlen adecuadamente y aseguren que no se imparta educación sexual en la educación pública o habilitada sin el previo consentimiento informado y expreso de los padres, que debe necesariamente incluir la información detallada de qué tipo de educación afectivo-sexual se pretende transmitir (especificando contenidos, valores, actividades, material didáctico, etc.), pudiendo éstos negarse a que se dé cualquier tipo de educación afectivo-sexual, reservándose el derecho de hacerlo ellos directamente.2°) Que ante el ofrecimiento a cualquier centro educativo público o habilitado de cualquier tipo de educación afectivo-sexual, ya sea mediante clases, talleres, actividades lúdicas, recreativas, proyecciones audiovisuales, difusión de material impreso, etc., se ofrezca también a los padres, como opción, la que proponga esta red de padres.3°) Que, en caso de solicitarlo los padres, se permita que esta formación afectivo-sexual se ofrezca a través de talleres para padres, docentes y/o alumnos, dirigidos por esta red de padres.

Quienes compartan esta inquietud y deseen integrar esta Red de Padres para realizar la referida petición, agradecemos que, en señal de adhesión, firmen la siguiente planilla bajo el título “HOJA ADHESIÓN RED DE PADRES RESPONSABLES”.